v\:* {behavior:url(#default#VML);}
o\:* {behavior:url(#default#VML);}
w\:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}

st1\:*{behavior:url(#ieooui) }
<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} @font-face {font-family:”Arial Unicode MS”; panose-1:2 11 6 4 2 2 2 2 2 4; mso-font-charset:128; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1 -369098753 63 0 4129279 0;} @font-face {font-family:”\@Arial Unicode MS”; panose-1:2 11 6 4 2 2 2 2 2 4; mso-font-charset:128; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1 -369098753 63 0 4129279 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} h1 {mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:1; font-size:14.0pt; mso-bidi-font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-font-kerning:0pt; text-decoration:underline; text-underline:single;} h2 {mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:2; tab-stops:153.0pt; font-size:18.0pt; mso-bidi-font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; font-weight:normal;} p.ecmsotitle, li.ecmsotitle, div.ecmsotitle {mso-style-name:ec_msotitle; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Arial Unicode MS”;} p.ecmsonormal, li.ecmsonormal, div.ecmsonormal {mso-style-name:ec_msonormal; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Arial Unicode MS”;} p.ecmsobodytext, li.ecmsobodytext, div.ecmsobodytext {mso-style-name:ec_msobodytext; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Arial Unicode MS”;} p.ecectahoma-11pix, li.ecectahoma-11pix, div.ecectahoma-11pix {mso-style-name:ec_ec_tahoma-11pix; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Arial Unicode MS”;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:1215658583; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:1462299472 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l0:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; font-family:Symbol;} @list l1 {mso-list-id:2035574202; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:-1038562178 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l1:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; font-family:Symbol;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

EL CIVISMO

Según la información que pudimos obtener, de la señora María Mercedes Márquez, el Civismo fue fundado el 3 de Febrero de 1916 en el marco del Primer Centenario de la Independencia y una importante intolerancia política; debido a la imposición de los radicales en el poder, con el triunfo de Yrigoyen en las primeras elecciones presidenciales luego de que la reforma de 1912 – la cual establecía el voto universal (para los hombres mayores de 18 años), secreto y obligatoria, de manera que mas mismas fueran mas transparentes de lo que había sido durante el período 1880-1916 – fuera puesta en vigencia. En lo que respecta al plano local, el Intendente Municipal de la ciudad de Luján era Juan G. Káiser.

Su fundador y orientador fue Don José Maria Pérez (19/07/1881-04/07/1936), quien había pertenecido al Partido Conservador, pero al no estar conforme con los manejos políticos, se alejó del mismo para incorporarse así al Radicalismo. Fue por el motivo que el periódico se manifestó como defensor de los ideales políticos de la Unión Cívica Radical.

Su primera edición, impresa con motivos del anuncio de la creación del medio, costó de dos páginas; en la segunda, ya en su forma de periódicos, de cuatro. La redacción era anónima; el bisemanario – que estaba a la venta de los días jueves y domingos – se ofrecía como “noticioso, comercial, políticos, social y de información general”.El mismo se imprimía en Capital Federal, en los talleres tipográficos de El Civismo.

Formas de impresión:

Por aquel entonces, se utilizaban una forma de impresión plana, realizada a través de tipos (letras) sueltos, que formaban el texto sobre un contenedor, o a través de líneas de plomo. Luego, el linotipo reemplazo al sistema anterior. El linotipista debía encargarse de copiar la información en él, que fundía lingotes de plomo. Más tarde, rugieron los linotipos electrónicos que justificarían las líneas automáticamente, y se valdrían de otros complementos que agilizaría el proceso.

Las primeras máquinas fueron manuales: había que poner cada pliegue de papel con la mano. Posteriormente, el sistema le aceleró con la adaptación de un motor casero para que los pliegos pudieran pasar automáticamente. En 1962, se compro una impresora automática plana.

En 1980 comenzaron los ensayos del sistema de impresión en frío, llamado off-set, que significa “no seco”, a diferencia de la antigua impresión en caliente. Los textos empezaron a salir impresos de una componedora electrónica de texto, siendo controlado el material escrito a través de una pantalla que el operario tenía en su máquina.

En 1990, la imprenta volvió a modernizarse introduciendo el sistema de armado y diagramación de una nueva forma: la computación e impresión láser. Los pasos fueron realizados en forma paulatina ya que el personal debía ser capacitado para utilizar este nuevo método.

Directores:

  • Primer director: (desde el primer número hasta 1936) Don Inocencio A. Pérez (23/12/1884- 01/9/1995), hermano del fundador.
  • Segundo director: Don Juan Carlos Márquez.
  • Tercer director: Don Alberto Gorriarán (1914 – 12/3/1977), quien reemplazo a Márquez por enfermedad.
  • Cuarto director: Juan Carlos Márquez (h) (5/3/1916 – 1/1972), quien se hizo cargo del puesto al morir su padre en 1964.
  • Quinto director: (es actualmente) María Mercedes Márquez, la hija mayor de Juan Carlos Márquez (h), quien se asumió el puesto en febrero de 1972, a los 21 años de edad.

Servicio que brinda actualmente:

Se informa principalmente acerca de lo que ocurre en la ciudad de Luján, pero también en otras localidades pertenecientes al partido (Jáuregui, Carlos Keen, Cortinez, entre otras).

Las acciones que componen el bisemanario son:

  • Educación
  • Publicidad
  • Información general
  • Deportes
  • Usos- consumos
  • Política
  • Gremiales
  • Sociales
  • Clasificados
  • Cultura
  • Autos- negocios
  • Policiales

Economía:

Desde el punto económico, el Civismo se sustenta fundamentalmente con las ganancias obtenidas a partir de las publicidades, y quien desee publicarlas en el periódico debe pagar por ella. El segundo ingreso en importancia, es de $1.32 por cada diario (el sobrante del precio final es la ganancia de quien lo vende).

EL PRESENTE

Semanario PRESENTE nació hace 14 años, el 30 de agosto de 1991, como continuidad de una vieja idea de Santiago Rossini, que en su juventud había dado vida a dos intentos gráficos llamados “La Sirena” y “Nuestro Pueblo” y que en la década del ´70, creó PRESENTE GRÁFICO, que duró cerca de dos años y que como otros tantos intentos del periodismo independiente culminó demasiado pronto.

Santiago hizo que al último PRESENTE le pusiera una cuota de causalidad que todo debe tener en la vida: Tenía una imprenta con 25 años de antigüedad.

Ya no era sólo él y su esposa, sino que la primera hija, fue convocada para que sea la directora. Entonces con el sí de Alejandra se echaron al mundo.

El Semanario tenía por destino Jáuregui, su pueblo y la primera tirada, de 500 ejemplares, fue a modo de prueba y de distribución gratuita. De allí llegaron los primeros suscriptores. Al año y por pedido de la gente se empezó a comercializar en la ciudad de Luján, abriendo “la oficina centro”, incorporando colaboradores y llegando a todas las localidades del partido.

El semanario creció e hizo pensar la idea de que esta vez no tendría por qué terminar, por esos años se decía con orgullo “Llegamos para quedarnos”. De ahí en más la gente respondió en una forma asombrosa y siguió creciendo. Se sumaron mucho más lectores y nuevos auspiciantes que hasta el día de hoy siguen presentes.

El grupo también cambió y creció, algunos quedaron en el camino y otros afortunadamente hoy siguen estando, como es el caso de el Secretario de Redacción Carlos Guzmán, o el de periodistas como Lili Ricciardulli y Patricia Rodríguez, o Mauricio Delorenzi especialista en deportes.

Por su parte, todo lo que hace a diseño y diagramación, laboratorio, taller y encuardernación sigue con la misma laboriosa gente que apoyó desde siempre en el proyecto y ellos son: Erica Pissareff, Gerardo Gatica, Víctor Pissareff, Diego Barbiero y Francisco Mora. Y como esto ha sido una dura lucha de sacrificios y malos momentos padeció de forma inexplicable el que Santiago Rossini muriera repentinamente el 14 de octubre de 1997, provocando dos situaciones totalmente opuestas.

La primera era que se sumiera en el más terrible de los dolores por su pérdida; y la segunda que se uniera con tanta fuerza como sabiendo que desde el cielo ese sería su último deseo, que fuera lo suficientemente fuerte como para seguir con su tarea. Y así se continuó, con la lucha incaudicable de su esposa “Coca” y de su hija Alejandra, la directora y el mismo grupo de gente antes mencionado.

Lic. Alejandra Rossini, nuestra directora

Santiago Rossini, nuestro fundador.

Esta foto fue tomada la noche antes de su fallecimiento, es decir, el lunes 13 de octubre de 1997 por la noche, en una cena. El falleció el martes 14.