Cultura


ESCUELA DE ARTE DE LUJÁN

 

Estuvimos hablando con la alumna de la Escuela de Arte de Luján, Cintia Loiza:

 

  1. Contanos un poco las carreras que se pueden cursar en la Institución.

Bueno, las carreras que se pueden cursar son el Profesorado de Música, el Profesorado de Artes Visuales y Diseño Gráfico, que es lo que actualmente estudio yo.

 

  1. ¿Cuáles son los requisitos que se exigen para ingresar? ¿Se valen de algún examen previo?

En cuanto a examen previo no, no tenemos que rendir ninguno. Y para poder ingresar son los requisitos básicos para toda institución: el título del secundario completo, la fotocopia del documento, fotos carnet.

 

  1. ¿Y la escuela ofrece otro tipo de cursos, independientemente de las carreras, incluso para personas que no cursen allí?

No, por el momento no se está ofreciendo ningún tipo de curso extracurricular.

 

  1. ¿Realizan muestras para exponer los trabajos realizados por los alumnos?

Sí, a fin de año se lleva a cabo una muestra en donde se exponen los trabajos de todos aquellos alumnos que quieran hacerlo.

 

  1. En cuanto  a las instalaciones, ¿Están en condiciones? ¿Tienen el espacio y los materiales suficientes?

Bueno, actualmente están siendo refaccionadas de a poco con el aporte que nos hace el Estado y con lo recaudado por la Cooperadora. En cuanto a espacio contamos con 6 aulas grandes y 3 más pequeñas. La escuela nos brinda la posibilidad de consultar todos los libros, utilizar la impresora, las computadoras, los caballetes, ese tipo de cosas, pero todo en horario de clase.

 

  1. ¿Tienen la propuesta de llevar a los alumnos al Museo de Bellas Artes para ver las muestras que esporádicamente se presentan en el mismo?

Sí, por lo general nos avisan ese mismo día que vamos a ir al Museo, cada vez que llega una muestra nueva.

 

  1. ¿Una vez terminada la carrera, los alumnos tienen la seguridad de tener un trabajo relacionado con lo que estudiaron?

En realidad se realizan prácticas en jardines mientras se hace la carrera, pero no es nada seguro el encontrar salida laboral

 

 

Algunos datos institucionales:

 

DIRECTORA: Lidia Miriam Díaz Profesora Superior en artes Visuales. Especialidad Pintura

VICEDIRECTORA María Silvia Gramaglia Licenciada en Ciencias de la Educación.

Fundación: 20/12/1973

La escuela, al igual que la Universidad de Luján, fue afectada durante el proceso militar con persecuciones a profesores y alumnos, lo que originó una gran deserción en el alumnado, que temió y sufrió hechos de violencia. 

Magali Alonso.

Agustina Reinaudo.

Sofia Pandolfi

Anuncios

Casa Ameghino.

 Nació en Luján, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 18 de Setiembre de 1854, según la mayoría de sus biógrafos y familiares, o en Moneglia, Italia, el 19 de setiembre de 1853 como sostienen algunos investigadores en base a una partida de nacimiento mostrada por la Iglesia, pero a nombre de Juan Bautista Fiorino José Ameghino.
La que se cree pueda pertenecer a un hermano mayor muerto en la larga travesía desde Italia, (duró más de seis meses) ya que los familiares afirmaban que los padres de Ameghino llegaron al país sin hijos… Antonio Ameghino y María Dina Armanino aparte de Florentino tuvieron tres hijos varones: Antonio Luis, Carlos y Juan y una hija, María Luisa, todos ellos nacidos en Argentina.
Los primeros años de Ameghino tuvieron como panorama habitual las barrancosas riveras del río Luján en la campiña cercana a Buenos Aires. Un día paseando a las orillas del río, encuentra unos caracoles y se los muestra a su padre, preguntándole cómo es que estaban allí, el padre le contestó que los traería la corriente, Florentino no quedó conforme porque pensó que la corriente los podría traer, pero no incrustarlos en la barranca y allí empezó a elaborar sus propias teorías.

 

Los muchachos de su edad lo apodaron “El Loco de los huesos” por su costumbre de hurgar con pico y pala las cercanías del río Luján en busca de restos fósiles. Ameghino hizo sus primeros estudios en medio de la mayor pobreza.
A los 14 años leyó las obras de Darwin y Lyell, no sólo leía en castellano e italiano, su lengua materna, sino que había aprendido francés, de la mano de su monitor de Luján, el Sr. Tapie y su maestro, el director de
la Escuela Municipal
Carlos D’Aste, lenguaje éste que le permitió ingresar a lo último del pensamiento científico de la época.
A los 16 años fue designado preceptor en la escuela municipal de Mercedes donde luego ocupa el cargo de director. A los 20 años encuentra los restos fósiles completos de un mastodonte. Al año siguiente ya publicaba dos artículos en dos diarios locales y lograba insertar otro en el “Journal de Zoologie” revista parisina, obtenía también un premio en la primera exposición científica de Buenos Aires.
Su único título oficialmente obtenido fue el de maestro de escuela, en las ciencias naturales fue autodidacta.
Estudió los terrenos de
la Pampa
, coleccionando numerosos fósiles, en los que se basó para hacer numerosas investigaciones de geología y paleontología. También investigó el hombre cuaternario en el yacimiento de Chelles.
Para explorar el territorio patagónico, costeó una expedición a cargo de su hermano Carlos, para lo cual estableció una librería, que atendía personalmente, en
La Plata. En 1878 viaja a Europa y allí exhibe su colección prehistórica y paleontológica en la Exposición Universal de París, donde fue el asombro y la admiración de los científicos más importantes de la época y obtuvo el reconocimiento que en su país le negaron. A los 23 años publicaba su primer libro: “Antigüedades indias en la Banda Oriental“.

 

Fue un naturalista, paleontólogo y antropólogo.
Fue maestro de escuela y llegó a ser director del Colegio Municipal de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires.
Fue la primera gran figura de la ciencia nacional argentina, la que alcanzó, mayor trascendencia internacional.
Fue un autodidacta, que puso por alto el prestigio científico del país sin más fuerzas que su formidable tesón y el apoyo de su hermano Carlos, y sin más financiamiento que los exiguos fondos obtenidos de una librería, negocio que manejo durante años en
La Plata.

 

Ameghino consagró su vida a aplicar el método de clasificación desarrollado en su obra Filogenia.
En primer lugar, descubrió una cantidad enorme de especies fósiles, en segundo, contribuyó al estudio de las faunas fósiles comparadas, ello le permitió establecer algunas leyes y formular hipótesis sobre la emigración de las especies a través de los continentes, lo que le permitió formular un siglo antes de su aceptación como hecho científico el gran intercambio faunístico entre las dos Américas.
Por fin pudo correlacionar los datos de la fauna fósil con los de la fauna actual, corrigiendo y rectificando las relaciones aportando de ese modo un valioso aporte a la construcción del árbol evolutivo de los vertebrados, específicamente de los mamíferos.

 

 

 

 

 

 

 

“El mayor descubrimiento de Florentino Ameghino fue el Río Luján”, según José Bonaparte”.

 

A José Bonaparte se lo conoce como uno de los maestros de la paleontología de la era Mesozoica. Es el descubridor del Argentinosaurus, entre otros fósiles. Está nuevamente trabajando en Mercedes, y este viernes dará una disertación sobre Florentino Ameghino en Luján. En el Museo “Carlos Ameghino” y en medio de algunas incorporaciones de material y readecuaciones en la sala, confirmó que se pretende incorporar a un zoólogo y un arqueólogo para avanzar en un proyecto universitario. Además comentó algunos aspectos de la vida de Ameghino y de sus pasiones, entre ellas el río Luján.

Por estos días se lo puede ver a José Bonaparte trabajando dentro del Museo “Carlos Ameghino” que él mismo fundó, con ímpetu aún en la tarea de recolectar elementos del hombre y su cultura y sobre todo con la nueva presentación de los fósiles: “Estamos trabajando con elementos de arte precolombino”, comentó y recordó que en el año 55 se hizo una cantidad de reproducciones de arte en el museo, que es la que hoy puede volver a apreciarse: “Son verdaderas reproducciones de piezas de distintas culturas de todos los pueblos de América, eso lo estamos reubicando y pensamos que le va a dar más colorido al museo. No sirve de nada los esqueletos solos sin elementos complementarios que hagan que el espectador se entusiasme por ver”, definió, introduciéndose en el trabajo que está realizando para realzar los objetos en exposición en la sala de 26 y 21.

Por lo pronto ya se ve una reubicación de objetos en el recinto, que incluye fósiles colectados en las cercanías, y en esto tiene que ver Bonaparte: “Son materiales originales perfectamente conservados y cuidados”, destacó. “Incluso esqueletos que han sido montados para exposición. Pero estamos tratando de ubicarlos de modo que simulen un estado vivo, con un tigre amenazando a un mamífero grande y este en una actitud defensiva y detrás un gliptodonte que va caminando en un espacio verde. Eso con un letrero adecuado va a hacer que el espectador se sienta más atraído por ver y observar, preguntarse qué es eso. Si los fósiles están detrás de un vidrio, o en una plataforma, eso los hace como objetos intocables”, según Bonaparte.

Por Ameghino, en Luján
Al cumplirse un nuevo aniversario del natalicio de Florentino Ameghino, este viernes 28 de septiembre se llevará a cabo en  Luján un Encuentro Regional en su homenaje, en
la Casa de Ameghino, Las Heras 466. A las 9.30 el doctor José Fernando Bonaparte disertará sobre “Los discípulos de Florentino Ameghino”.

“Será un homenaje a Ameghino con motivo de un año más de su nacimiento y me voy a referir al ejemplo ameghiniano en la formación de discípulos. Me voy a referir al ejemplo que condiciona la formación de esos discípulos, él fue el gran creador, interpretador y descubridor de infinidad de formas fósiles, y tuvo al río Luján como una especie de laboratorio para sus experimentos, era un río lleno de fósiles y esto condiciona a sus prácticas, al descubrir cosas nuevas e interpretarlas y trasmitirlas. Otros elementos son su hermano Carlos, que lo ayudó tremendamente y sin él hubiera sido más reducido lo de Ameghino, y finalmente la importancia de un libro que tuvo mucha difusión y se llama ‘La antigüedad del hombre en el Plata’, y que todos leímos cuando éramos pibes porque tuvo gran difusión popular. El lo publicó sólo a los 26 años en París, y luego hizo una edición popular en 1918 que tuvo gran difusión y fue germen para un montón de discípulos indirectos que se formaron de Ameghino”, comentó sobre lo que disertará en la ciudad de Luján este viernes.

Bonaparte cita al hablar de Ameghino una y otra vez parajes como el arroyo Frías y el Río Luján, fuente de inspiración para “una obra plagada de novedades, nuevas interpretaciones y con muchos errores”, según reconoce sobre los textos de Ameghino ya que era una época en la cual recién se comenzaban a vislumbrar planteamientos lógicos dentro de la investigación de las ciencias naturales: “La obra de Darwin estaba en total discusión, hacía pocos años que había sido publicado ‘El Origen de las Especies’, así que dentro de ese maremagno de ideas diferentes hizo una tarea importante”, destacó al respecto.

El río, un descubrimiento
“El río Luján”, dice sin dudas Bonaparte cuando se le consulta cuál fue el mayor descubrimiento de Ameghino. “Ha hecho tal cantidad de descubrimientos que es imposible decir cuál es el más importante, tiene que ver con el punto de vista que se lo analice. A mí me sorprende su cualidad didáctica, cómo siendo un joven de 26 años escribe en un estilo arrobador, en el que cualquier persona interesada en ciencias naturales se siente atraído. Tenía cualidades especiales para expresarse en forma didáctica”, dijo y en este sentido aclaró que Florentino Ameghino en su paso por Mercedes fue preceptor en
la Escuela 2 de esta ciudad. “No enseñaba aquí”, aclaró Bonaparte, quien fue uno de los fundadores del museo Carlos Ameghino junto a otros como Albor Ungaro, Rodolfo Capaccio, Roberto Tacci ó Héctor Cueto, así como los integrantes de la familia Landi que facilitaba materiales y Octimio su arte. “Éramos 10 jóvenes, algunos con más entusiasmo que otros, que participaron en la fundación del museo”, recordó Bonaparte.

Un futuro académico
En tanto, consultado sobre cómo ve el futuro del Museo de Ciencias Naturales “Carlos Ameghino”, José Bonaparte aseguró que la idea tiene que ver con una cuestión educativa a nivel terciario. “Lo veo enderezado hacia una acción académica universitaria. Para eso tratamos de jerarquizar al museo en un ambiente académico y que pueda ser la base de un laboratorio futuro de una universidad, a la que el museo le puede aportar mucho en la parte biológica y antropológica”, explicó, y si bien consideró que en el caso de infraestructura “hacen falta muchas cosas” para lograr el objetivo planteado, por ahora están “con una perspectiva favorable de parte de las autoridades, que son concientes de que el futuro del museo está dirigido hacia una participación universitaria”, tal cual dijo y comentó que buscan un zoólogo y un arqueólogo que estén permanentemente en el personal del museo para trabajar.

 

Fuente del articulo: Noticiasmercedinas.com

Sofía Strigari.

Victoria Laporta.

Florencia Nolasco.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>
st1\:*{behavior:url(#ieooui) }
<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Verdana; panose-1:2 11 6 4 3 5 4 4 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:536871559 0 0 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} p.ecmsonormal, li.ecmsonormal, div.ecmsonormal {mso-style-name:ec_msonormal; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.echighlightedsearchterm {mso-style-name:ec_highlightedsearchterm;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

 

1-¿Qué partes abarca el museo?

El Museo consiste en tres cuerpos principales y dos cuerpos secundarios además de salas de exposiciones y un confortable auditorio para el desarrollo de diversas actividades culturales y exposiciones de artistas plásticos locales y regionales.

 

2-¿Quién está a cargo?

El museo depende de la municipalidad de Luján y la directora es la señora Silvia Di Marco.

 

3-¿Qué los incentivó y a quién a hacerlo?

A iniciativa de un grupo de vecinos respaldados por Don Fernández de Monjardín y la municipalidad se creó el museo de artes plásticas de Luján el 27 de abril de 1973, que dependía de la provincia en ese momento.

 

4-¿Son más locales o extranjeros los que visitan?

Los fines de semana y feriados en su mayoría son los turistas extranjeros los que más asisten al complejo. Personas de Luján asisten en menor frecuencia, recurren lasa instituciones educativas.

 

5-¿Poseen una guía para las muestras?

Sí, es una guía que se encarga de explicar cómo funciona la muestra y de enseñarle a la gente sobre los artistas y su arte. Es opcional visitar el museo en una visita guiada.

 

6-¿Gestionan otras actividades además de las exposiciones?

Además de las periódicas exposiciones se realizan viernes por medio diversas charlas con artistas reconocidos local, nacional o mundialmente.

 

7-¿Quién es el director de cultura?

Actualmente el director de cultura de la ciudad de Luján es el señor Mauro Perna.

 

8- ¿Siempre estuvo ubicado en ese lugar?

No, comenzó a funcionar en la Asociación Cultural “Florentino Ameghino” y el 27 de abril de 1963 se inauguró el edificio Municipal denominado “El Colonial”, donde funcionó hasta noviembre de 1966, cuando se cerró para ser trasladado.
En diciembre de 1967 reabrió sus puertas en el edificio “La Cúpula”
En noviembre de 1976 la Asociación de Amigos inició el proyecto de formar y poner en funcionamiento la Biblioteca dedicada esencialmente las Artes Plásticas.
El 9 de noviembre de 1979 fue transferido a la Municipalidad y de inmediato se comenzó a proyectar el actual edificio. El 11 de septiembre de 1982 se inauguró con una muestra de obras pertenecientes al Museo Provincial de Bellas Artes y de artistas de la ciudad de Luján.

 

9- ¿Poseen una muestra permanente?
Las muestras se exhiben durante un determinado período de tiempo, lo que permanece en el museo de forma permanente son las tallas del Martín Fierro del escultor Jorge Casals y el dibujante Luís Macaya.

 

10- ¿Cuál es su patrimonio?

El Museo de Bellas Artes cuenta con aproximadamente 500 obras en su patrimonio.
A partir del año 1964 en que la cooperadora del Museo de Artes Plásticas de Luján adquiere una copia de una litografía de Picasso, que se agrega a las otras aportadas por la Provincia de Buenos Aires para la creación del Museo. El patrimonio se ha incrementado mediante donaciones, premios, adquisición o compra directa.
Estas obras son expuestas alternativamente en salas y oficinas del establecimiento.

 

11- ¿Quién fue Fernán feliz de amador?

Nacido en Luján, dentro de una familia tradicional, su verdadero nombre fue Domingo Fernández Beschtedt, pero en su época de bohemia parisina adopta el seudónimo con el que se conocería: Fernán, como una forma romántica de su apellido, Félix expresando la felicidad que lo embargaba y de Amador pues se sentía lleno de amor.
Aunque lo habían enviado a Alemania a estudiar paisajismo, un tema que apasionaba a su padre, él decidió ser poeta.
Mochila al hombro y bastón en mano recorrió Europa al estilo de los viajeros peregrinos. Casado con una francesa regresa a Buenos Aires tras la muerte de su pequeña hija María Nieves, a la que dedica versos plenos de tremendo dolor.
No sólo las letras fueron su preocupación, también las artes plásticas ocuparon gran parte de su obra. Sobre este tema escribía con sensibilidad de poeta y una indudable comprensión del problema humano y social.
Periodista, docente y eterno viajero se propone reformar los programas entonces vigentes, adaptándolos a la época y  difundir la enseñanza artística por todo el país.
Casi al final de su vida escribe una serie de cuentos infantiles en verso, ilustrados por su hijo, a los que denomina “Animalitos de Nuestro Señor” en veinte cuadernillos.
Retirado de sus actividades muere en Olivos el 10 de diciembre de 1954. Y es el Museo Municipal de Bellas Artes de Luján, quien con su nombre, lo recuerda y perpetúa su memoria.

 

12-¿Qué es la asociación de amigos de museo de bellas artes?

Es un grupo de personas que se encargan de la organización y promoción de las actividades culturales del museo desde hace varios años.

Reinaudo Agustina.

Pandolfi Sofía.

Alonso Magali.

 

 

Remodelación de la Plazoleta Rosario-Antigua Estación Basílica.

A principios del 2005, surge el proyecto de restauración de la plazoleta, que para aquella época se encontraba completamente abandonada y descuidada.

 

La renovación contó con la restauración del paseo, la iluminación del parque, y por consiguiente, el barrio, resultó favorecido, ya que la nueva plazoleta, atrajo la atención de muchos lujanenses, que aprovechan el parque para realizar actividades deportivas, o tan solo disfrutar al aire libre.

La plazoleta fue renombrada Estación Basílica, ya que desde 1897 hasta 1950, fue una terminal ferroviaria, siendo ahora uno de los monumentos naturales, más importantes de atracción de la ciudad.

Los carteles, los cestos de basura, y otros elementos que componen a la plaza, están hechos con material reciclado de lo que quedó del ferrocarril, y el símbolo más importante es el cartel que anuncia hoy el nombre de la estación, que alguna vez se encontró en aquel lugar.

Se contó con la colaboración de vecinos de la ciudad, para la restauración del mástil que se encuentra en uno de los extremos de la plazoleta, y se creó un sector para la realización de actividades de trabajo físico.

En la plaza central, se recuperó la fuente con su modelo original, pero se le añadió un sistema de chorros de agua y otro de luces, que conforman un componente más, en la belleza del lugar.

Se construyó una senda peatonal  que bordea toda la plaza, se instalaron juegos infantiles, pero también se destacó el crecimiento que se produjo en los alrededores del barrio.

 

Melisa Altuna

Florencia Tokashiki

La nueva Plaza Belgrano.

 

Grandes historias se han tejido a lo largo del tiempo en la pintoresca extensión de la actual Plaza Belgrano. Antigua propiedad de Ana de Matos, una vez convertida en espacio recreativo pasó a reconocérsela bajo el nombre de Plaza Real por una simple razón: era el Camino Real hacia el Alto Perú que atravesaba la ciudad. Más tarde fue llamada Plaza de la Justicia, porque era en su predio donde los presos recibían la pena. Finalmente, un monumento alzado en honor al General, le merecería la denominación de Plaza Belgrano con la que hoy la conocemos. Sin embargo, por más que quisieron trasladarlo o incluso rondó la intención de eliminarlo de su sitio actual, el monumento  continúa rindiendo homenaje de cara a la Virgen en el lugar donde, desde 1858, Luján eligió para recordar al creador de la bandera. Por ese tiempo el monumento era otro. Se trataba de una simple columna erigida en el centro de la plaza Constitución que, como estaba dedicada a honrar a Belgrano, la plaza se llamó así en 1882. Con el correr de los años el monumento fue modificado. En 1907, siendo intendente don Juan B. Barnech, se proyectó la construcción de un nuevo monumento y se propuso como fecha de inauguración el 25 de mayo de 1916, sin embargo, el proyecto no pudo llevarse a cabo.

En tanto, la vieja fuente estuvo inutilizada hasta julio de 1968 que fue transformada y convertida en Fuente del Deseo, y que además de embellecer el lugar constituyó por muchos años un recurso simpático para recaudar fondos que ayudaban al Hospital Municipal y al Hogar de Ancianos.

Ésta plaza ha sido desde su nacimiento un centro de reunión y entretenimiento. Por si fuera poco, aparece en Luján como plataforma de ingreso al majestuoso templo permanentemente visitado por personas de distintas procedencias.

En honor a estos hechos y a la importancia de la plaza se decidió realizar una remodelación de la misma.

Con votos divididos, se acordó reemplazar la totalidad de la arboleda de la plaza, luego de escuchar informes de especialistas de la Universidad Nacional de Luján y del ingeniero Francisco Oyhanto. Los vendedores discutieron en reiteradas ocasiones las alternativas para la arboleda, resolviendo apuntar a especies que permitan tener sombra en el menor tiempo posible.

Como es de imaginar, la determinación definitiva de los lugares de trabajo para todos los rubros es el tema que siempre está presente en el intercambio de ideas. Desde el gobierno se trabaja con un plan, en el que figuran todos los vendedores. Según lo planificado, los puestos estarán ubicados en los laterales de la plaza, en particular a la vera de la calle 9 de Julio; los santeros seguirán teniendo espacios de venta frente a la Basílica y la mayoría de los rubros ofrecerán sus productos en la extensión que ahora tiene la plaza entre Lavalle y 25 de Mayo.

El objetivo central de la redistribución es lograr una plaza de silencio que tenga despejada la zona central o que rodea al monumento al General Belgrano.

 

Lorena Zabala.

Gonzalo Romero Arroyo.

Bernardo Melendez.

Carolina Nicosia.

                             

Un Monumento local: la Plaza Colón

 

 

Hay lugares que conservan nuestro pasado, sucesos de ayer que nos ayudan a comprender nuestro presente.

Luján no sólo tiene el privilegio de ser “La capital de la Fe” sino también de la historia, porque si bien en nuestra ciudad han sucedido una serie de hechos históricos, cuenta con el complejo museográfico más importante del país.

Nuestro Museo comenzó a cobrar vida a partir de los dos edificios más antiguos que se conservan en la Provincia de Buenos Aires: el Cabildo y la Casa del Virrey, los que en 1942 fueron declarados Monumentos Históricos Nacionales, por el Poder Ejecutivo Nacional.

 

MUSEO COLONIAL  HISTÓRICO:

 Se compone de varios cuerpos debido a la conjugación de los edificios históricos del Cabildo y Casa del Virrey con otras construcciones que respetan a la arquitectura colonial. Allí las diversas salas evocan tanto a la historia local como a los principales hechos del pasado nacional.

Custodian valiosas piezas que recuerdan a los cabildantes, los días de la independencia, las invasiones inglesas, la formación de las provincias argentinas, la época federal, la Organización Nacional, la Argentina de finales del siglo XXI y el arte religioso colonial e hispanoamericano.

Se destacan: el bastón del regimiento 71, trofeo de guerra tomado por los patriotas que la lucharon en la Invasión Inglesa de 1806; un poncho de alpaca que perteneció al General José de San Martín; un escudo ceremonial de la cultura angualasto, que data del 1300 y el cuadro de la Virgen realizado por el indio Habiyú en las Misiones Jesuíticas, considerado la primera pintura realizada en el actual territorio argentino.

Todo esto hace de este Museo un gran cofre de tesoros americanos.

 

El museo cuenta con diferentes salas y áreas:

 

Área 1:

Es conocida como Casa del Virrey. En ella se reviven las etapas fundamentales de nuestra historia. Los patios del cabildo son testigos de prisioneros célebres como el Gral. Beresford y el Cnel. Pack. En estas salas se pueden encontrar testimonios históricos de las invasiones inglesas. También en esta área podemos observar variados objetos que pertenecieron a su fundador, Enrique Udaondo.

 

Área 2:

Ubicada en la manzana rodeada por las calles Lavalle, 25 de Mayo, Lezica y Torrezuri, y la avenida Ntra. Sra. de Luján. Pueden verse la carreta de San Martín, la sopanda de Belgrano, la berlina punzó de Rosas, la locomotora La Porteña, la carroza de Sarmiento, la carroza de los gobernadores, la victoria de Roca, el yate de Vito Dumas, los caballos Gato y mancha, el hidroavión Plus Ultra, el “Papamóvil”, entre carretas, berlinas, tranvías y sillas de mano, velocípedos, paraguas, automóviles históricos, y elementos vinculados a los transportes en general.

 

Área 3:

Denominado pabellón Manuel Belgrano, allí puede verse el primer monumento que la ciudad de Luján le ha dedicado a este. También se encuentra una zona reservada para una sala de armas y parte del museo del automóvil.

 

Área 4:

Allí se encuentran los talleres de mantenimiento y el laboratorio, también podemos observar la casa colonial de la famosa “Pepa Galarza”.

 SALAS HABILITADAS:

 

 

 Casa Cabildo:

Construcción colonial del siglo XVIII que fuera sede del Cabildo de la Villa de Luján. Creado por orden de Fernando VI, Rey de España. Testigo del pasado de la villa. Sus salas albergaron a los prisioneros de las Invasiones Inglesas de 1806, al General José María Paz en 1835, al General Machado, al General Bmé. Mitre, entre otros.

Sala del Gaucho:

Podemos observar a su personaje principal “el gaucho” vestimentas originales, platería criolla, historia del mate, los payadores. Martín Fierro y Don Segundo Sombra, obras cumbres de la literatura gauchesca.

 

Sala Federal:

 

Historia de Rosas, su familia, los hechos más importantes de su gobierno y los personajes más destacados de la época.

 

Sala de arte Hispanoamericano:

 

Pintura cuzqueña y quiteña, imaginería de culto y de vestir. La fusión entre lo español y lo aborigen a través del arte.

 

Guerra del Paraguay:

La Guerra de la Triple Alianza vista a través de elementos de la época. Uniformes, trofeos militares, Cándido López “el pintor de la guerra”, las batallas más importantes. Causas y consecuencias del conflicto.

Capilla:

Arte religioso, los jesuitas y su labor en las reducciones, tallas, relicarios y retablos.

 

MUSEO DE TRANSPORTES:

 Las mayores atracciones del Museo de Transportes, el primero en su género creado en el país, son “La Porteña”, primera locomotora que círculo por que las pampas,  que se conserva con uno de sus vagones originales, y el hidroavión “Plus Ultra”, con el que se realizó el histórico primer vuelo entre Europa y América del Sur.

También se exhiben una carreta quinchada que se utilizo en el campamento “El Plumerillo”, en Mendoza, al mando del libertador don José de San Martín; las carrozas de los gobernadores de Buenos Aires y la de los presidentes argentino.

Galeras, berlinas y uno de los primeros tranvías a caballos comparten protagonismo con un molino y una tahona que rememoran uno de los antiguos metodos de molienda.

No faltan, por otra parte, los mates, representante de una arraigada costumbre nacional.

 

ARCHIVO Y BIBLIOTECA:

 El archivo “Estanislao Ceballos” reúne un importante acervo documental, que incluye el archivo personal del Ministro de Relaciones Exteriores que le da su nombre.

Se hallan también las actas del Cabildo de Luján, cartas manuscritas de carácter político y personal de Manuelita Rosas, copias del archivo Bartolomé Mitre, material cartográfico, fotográfico y daguerrotipos.

La biblioteca Enrique Peña esta compuesta por colecciones donadas por Estanislao Ceballos. Pero es la biblioteca Enrique Peña la que concita mayor interés en los investigadores.

 

LA CASA DE PEPA GALARZA:

 El Museo organizó una puesta que recupera una vivienda que, por su naturaleza, no representa a las clases mas altas, tampoco las humildes, pero si a las clases medias de la época como comerciantes, pequeños propietarios rurales, funcionarios, etc.

Por lo tanto su montaje se ha hecho con muebles y piezas que no corresponden a juegos integrales sino a la diversidad de las cosas que se van heredando o recibiendo por dote. Todos estos elementos fueron rescatados de la reserva del Museo especial e intensamente para esta muestra.

La sala tiene las imágenes religiosas y cuadros. Encontramos el estrado, que nos muestra el espacio de la mujer, que recién será superado con los nuevos aires que nos trae la Revolución de Mayo.

Patrimonio de todos los bonaerenses, la Casa de Pepa Galarza muestra hoy una nueva cara y es la confirmación de que permanecerá en pie como parte de nuestra memoria.

Entendiendo que la cultura cumple su objetivo cuando es patrimonio de la gente, una de las tareas que se ha planteado el Museo es poder comunicar todos estos valores como una forma de fortalecimiento, basadas en el derecho a la memoria y la identidad.

 

MUSEO DE BELLAS ARTES:

 El Museo cuenta con aproximadamente 500 obras en su patrimonio.
A partir del año 1964 en que la cooperadora del Museo de Artes Plásticas de Luján adquiere una copia de una litografía de Picasso, que se agrega a las otras aportadas por la Provincia de Buenos Aires para la creación del Museo. El patrimonio del mismo se ha incrementado mediante donaciones, premios, adquisición o compra directa.
Estas obras son expuestas alternativamente en salas y oficinas del establecimiento.
Para su mejor atención y mantenimiento la Asociación de Amigos acondicionó el entrepiso del depósito del Museo.

 

Ayelén Tejas.

Romina Rodríguez.

 

Página siguiente »